Primer Congreso Internacional de Psicología y Artes Escénicas

Extraordinario el primer congreso internacional de Psicología y Artes Escénicas en el que el grupo Psicoartaes hemos tenido el placer de colaborar con la Fundación UNED. El resultado ha sido sublime!! Mil gracias a mis compañeras y compañeros por haber empleado un año en su preparación y por su buen hacer durante todo el congreso. ¡¡¡Sois maravillosos!!!

De entre todas las conferencias, resaltar la que impartió el asesor psicológico de Pixar, Dacher Keltner, sobre sus investigaciones en una emoción como es el asombro. Compartió con nosotros como en la película de Inside Out propuso esta 6ª emoción y darle a esta el protagonismo inicial, pero los productores no lo vieron conveniente y se quedó con las 5 que hemos visto, siendo su principal protagonista la tristeza. Sin embargo, su interés no cayó en saco roto y se pudo sacar la espinita con la fantástica Soul que, por cierto, si no la habéis visto, dejad a un lado los prejuicios de las películas de animación (si los tenéis) y vedla, es simplemente maravillosa!!!

Destacar también todos los buenos profesionales de nuestro país que pasaron por allí de todos los ámbitos artísticos. Reseñable es también la charla que nos brindó mi colega David Pulido, guionista y coautor junto a Raúl Arévalo de la imprescindible Tarde para la ira, donde explicó todo lo que desde la psicología podemos aportar los profesionales a las artes escénicas, y en concreto al guion y la construcción de los personajes. Enhorabuena a todos los organizadores y participantes sin excepción, fue un verdadero placer.

¿Problemas con tu ansiedad?

¿Problemas de ansiedad? En estos tiempos que corren son más normales de lo que querríamos, y me gustaría comentaros algo que creo primordial para empezar a entender este prevalente problema. La ansiedad es un sistema de defensa UNIVERSAL Y ADAPTATIVO, lo que quiere decir que todos los seres vivos lo tenemos y además es el responsable de que hoy pueda escribir esto y de que podáis leerlo. Entonces, ¿Por qué si es algo natural puede llegar a ser tan desagradable? El problema no es sentir o no ansiedad, el problema es su frecuencia y, sobre todo, su INTENSIDAD. Como primer paso no habría que buscar respuestas a preguntas equivocadas, más bien hacerse las preguntas correctas. El por qué sentimos ansiedad ya está contestado. Todos la sentimos y todos la necesitamos para que nuestro rendimiento sea el mejor dentro de nuestras posibilidades. La pregunta, pues, no es por qué, sino ¿PARA QUÉ? ¿De qué nos protegemos con tanta intensidad para que nuestro sistema de defensa venga al rescate con todas sus armas???

TU CRÍTICO INTERNO

¿Quién no tiene esa vocecita interior que nos acompaña allá a donde vamos y que, por regla general, no es muy amable con nosotros? Hoy me gustaría daros 2 noticias al respecto; una es buena y otra es mala. La mala es que muy posiblemente no vamos a poder acallar esa voz y vamos a tener que escucharla durante toda nuestra vida. La buena, que podemos dialogar con ella y conseguir expresarle lo que sentimos para que nos ayude. Por muy extraño que parezca, y por muy mal que nos trate, su principal interés es ayudarnos, pero no le hemos dicho de qué manera nos gustaría que lo hiciera, y como únicamente tiene esa estrategia que, además, en alguna ocasión ha funcionado, nos fustiga sin piedad con el fin de que sigamos a salvo. Sí, no podemos pararla, pero podemos poco a poco ir convirtiendo a ese jefe tirano que nos acompaña en un verdadero líder que nos motive y nos cuide cuando indefectiblemente fallemos, y esté orgulloso de nosotros cuando tengamos éxito. Eso, sí que es posible, si nos ponemos a ello.

© Derechos de autor. Todos los derechos reservados.